30 años "Soplando" con 4.40

En apenas unos días tendremos en nuestras manos (o en nuestros telefonos, nuestras pcs o cualquiera que sea el medio de elección para escuchar música) la nueva producción de Juan Luis Guerra & 4.40 titulada "Todo tiene su hora".

Pero hoy voy a hablar de SOPLANDO, un pequeño pero gigante disco que hace  30 años presentó al mundo una propuesta muy diferente de merengue, aunque pocos la conozcan. 

Según la leyenda fué la tesis de Juan Luis para finalizar sus estudios en la prestigiosa universidad de Berkeley y quizás por que era algo muy sofisticado no fué un gran éxito comercial, sin embargo para mí Soplando fué una revelación. 

Mis años de colegio estuvieron llenos de U2, the Police, Fleetwood Mac, Duran Duran, Culture Club. Aunque en retrospectiva eran también los años dorados para el merengue (Wilfrido Vargas, Dionis Fernandez, Fernandito Villalona, Sergio Vargas, Milly y los vecinos, "Amor Verdadero" de Willie Colón) para mi sensibilidad rockera éstas eran simplemente piezas a bailar en fiestas, pero no para sentarme a escuchar en casa. 

Conversando sobre el tema con mi padrino don Juanito Sanoja, y conociendo él mi amor por la música, decidió prestarme un LP que él "estaba seguro yo iba a disfrutar".  Ese disco era "SOPLANDO". (lo pueden escuchar completo en el link)

De esa forma entré en contacto con 4.40 por primera vez. Las voces en perfecta afinación de Juan Luis, Roger, Maridalia y Mariela cantando merengue jazzeado en temas  como "Feliciana", "Loreta", "Zambomba" "La Calle Gris" tuvieron un profundo impacto en mi percepción de lo que era la música dominicana y aún me suenan perfectos 30 años más tarde. 
"Soplando" dentro de la discografía de Juan Luis, es una anomalía. Es su única producción de Jazz y además la única en la que los temas en casi su totalidad pertenecen a otros autores. Más de un fan se habrá sentido desconcertado al escuchar esta disco por primera vez (conseguible aún bajo el nombre de "El Original Juan Luis Guerra & 4.40"), pero el que aprecia música de calidad sabrá disfrutar esta colección de canciones.

Mi amor por la música de 4.40 de aquel entonces,no compartido por casi nadie, se vió recompensado semanas más tarde con un concierto casi privado en el club deportivo Naco. Como comenté antes, la producción no tuvo en su momento impacto comercial, y al arrancar el show éramos unas 10 personas disfrutando las canciones. Un gran privilegio, un recuerdo inolvidable, y un contraste marcado con los miles y miles que hoy en dia se disputan una taquilla.

Comentarios

pulsarbeta ha dicho que…
Excelente. Gracias por el recordatorio.
Recuerdo el disco al momento de su salida y las visitas de Juan Luis y Roger a los programas.

Saludos HAL.
pb
Miguel Cunillera ha dicho que…
Como pasa el tiempo, verdad?
Darío Martínez Batlle ha dicho que…
A mí me sucedió algo parecido, guardando las distancias, ya que soy un desarropado de la vida comparando con ustedes que son unos verdugos de la música.

Pero el caso es que por alguna razón que no recuerdo, a mi padre le regalaron ese mismo LP y yo quedé prendado... sin duda alguna ese enamoramiento con JLG y 4-40 fue instantáneo. Igual quisiera escuchar de nuevo una producción totalmente jazzeada de JLG. Sería como un nirvana o algo así de bacano.

Soplando siempre está en todas las jociquetas que tocan música y lo escucho de cuando en vez. No pasa de moda.
Miguel Cunillera ha dicho que…
Darío, Es que los conceptos musicales que se manejan en soplando no expiran.. a su favor el hecho de que no estaba tratando de sonar como "lo que estaba pegado" que es la manera más rápida de crear algo temporal.

Entradas populares